Tras 13 horas, liberan a los 14 policías estatales de Cañada Morelos

El gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, informó que los 14 policías estatales retenidos por pobladores de Cerro Gordo, en el municipio de Cañada Morelos, fueron liberados la tarde de este miércoles, luego de 13 horas de encierro.

Barbosa Huerta afirmó, a través de Twitter, que el Gobierno de Puebla mantendrá el diálogo como medio para la solución de conflictos, y nunca el uso de la fuerza.

«Pero sí la aplicación de la Ley, este diálogo con la comunidad se hace sin ninguna negociación ni renuncia a la aplicación de la Ley», asentó en la red de microblogging.

Durante la tarde, el mandatario poblano sostuvo que los pobladores de Cañada Morelos cayeron en diversos delitos como daño en propiedad ajena, motín, lesiones y privación ilegal de la libertad contra funcionarios públicos estatales.

Asimismo, aseguró que el expresidente municipal de Cañada Morelos fue quien incitó a la población a detener a los 14 elementos de la policía.

En rueda de prensa, refirió que el municipio de Cañada Morelos está identificado como un municipio conflictivo en materia de seguridad, ya que se cometen con frecuencia asaltos a trenes y robo de vehículos, entre otros delitos.

“Desde anoche está la Policía Estatal, Ejército, Guardia Nacional, Policía Federal de Caminos, Fiscalía General de la República, Fiscalía General del Estado y se han negado los señores de esta comunidad, encabezados por el ex presidente, a tener un diálogo racional”, dijo.

Del mismo modo, confirmó que tras el enfrentamiento en el que se intentó rescatar, por primera vez a los oficiales, fueron detenidas 17 personas.

RETENCIÓN

Los 14 policías estatales fueron desarmados y retenidos por habitantes de Cañada Morelos durante las primeras horas de este miércoles.

Aunque en un principio los uniformados se encontraban en los separos de la presidencia municipal, posteriormente se los llevaron a la localidad de Cerro Gordo en donde en horas de la mañana se desplegó un operativo conjunto entre corporaciones policíacas municipales, estatales y federales para liberar a los elementos.

Todo inició cerca de la medianoche cuando, como parte de los despliegues acordados entre Puebla y Veracruz, la Guardia Nacional detuvo a dos hombres que portaban armas de fuego y que viajaban en una unidad con reporte de robo, mismos que fueron trasladados a Puebla, sin embargo el aseguramiento molestó a habitantes de Cerro Gordo quienes arribaron hasta la cabecera municipal de Cañada Morelos para exigir la liberación de los aprehendidos.

Así en punto de la medianoche al menos 50 habitantes, aparentemente armados, se manifestaron frente a la presidencia municipal, en donde encararon a un grupo de policías estatales que resguardaban el inmueble y a quienes finalmente lograron desarmarlos y retenerlos para utilizarlos como moneda de cambio y así exigir la liberación de los sujetos detenidos por la Guardia Nacional al igual que la devolución de las armas confiscadas.

En medio de este primer altercado, una unidad más de los estatales ingresó a la comunidad a tratar de apoyar a sus compañeros, sin embargo, corrieron con la misma suerte que los primeros, siendo en total 14 policías retenidos.

Alrededor de las 03:00 horas y viendo que sus exigencias no tenían resultado los inconformes decidieron regresar a su localidad en caravana y llevándose a los uniformados.

Cuando varias corporaciones pretendieron darles seguimiento se registró un enfrentamiento con armas de fuego en donde un policía del estado resultó lesionado al igual que uno de los manifestantes. Tras la refriega las fuerzas del orden aseguraron a 17 habitantes de esta comunidad.

Con información de El Sol de Puebla.