La Selección Mexicana tiene 44 años sin ganarle a EU en su territorio; este martes juegan

México se prepara para enfrentar su segundo partido amistoso de la presente Fecha FIFA de septiembre y lo hará contra a la selección de los Estados Unidos, el Clásico de la Concacaf, cuando visite Nashville, Tennessee.

Sin embargo, este encuentro no será nada sencillo para los dirigidos por el Tuca Ferretti, pues enfrentan una racha negativa cuando se trata de cotejos no oficiales en suelo norteamericano, con número que no han sido capaces de cambiar con el paso del tiempo.

La Selección Mexicana tiene a cuestas 44 años sin conocer lo que es una victoria en cualquier terreno de juego de la unión americana, siendo la última en 1974, comandados por Ignacio Jáuregui; cuando el combinado nacional venció por la mínima diferencia a sus eternos rivales de la Concacaf.

Esta situación luce complicada de revertir en este próximo encuentro, pues el Tri llega con bajas importantes, sumado a que el equipo no lució de buena forma en su enfrentamiento frente a Uruguay, donde terminaron siendo goleados y causando dudas entre los aficionados de nuestro país.

En un total de 12 partidos amistosos disputados en los Estados Unidos, México cuenta con una sola victoria (la de 1974, en la ciudad de Dallas), aunado a cinco empates (dos de los cuales fueron en el Reliant Stadium de Houston, Texas) y seis derrotas (teniendo a California como sede ‘maldita’, con dos descalabros), lo que no pronostica un buen resultado para los del Tuca en este próximo enfrentamiento.

Este martes se disputará el cotejo no oficial número 13 entre ambos combinados, además de que, por primera vez en la historia, se jugará en el estado de Tennessee, en la ciudad de Nashville; sede que podría ser la ideal para romper con los malos resultados.

Cabe mencionar que en el pasado Hexagonal Final de la Concacaf, de cara al Mundial de Rusia 2018, en la era de Juan Carlos Osorio; México logró superar la malaria y dejar atrás los fantasmas que los acechaban cada que visitaban suelo norteamericano, pues se impusieron 1-2, en el Mapfre Stadium de Columbus, situación que brinda esperanza para también acabar con la mala racha en amistosos.