Cártel de Cancún, detrás del homicidio violento de policía de Quintana Roo

El inspector de la Policía Estatal en Cancún, Quintana Roo, José Antonio Archi Yama, desapareció la madrugada del 19 de septiembre tras un operativo en Playa del Carmen. Horas después en redes sociales y WhatsApp circularon versiones de un video en donde el mando policíaco aseguraba que la coorporación a la que pertenecía y autoridades del estado están cooptadas por el grupo delictivo Los Rojos.

“Tenemos órdenes directas de acabar con el Cártel Jalisco Nueva Generación y asimismo limpiar la plaza para que entren el cártel de Los Rojos”, confesó el inspector.

Los sicarios también publicaron fotografías del cuerpo decapitado del inspector en su propio perfil de Facebook. El cadáver fue localizado la mañana del domingo 22 de septiembre, muy cerca de la policía de Quintana Roo.Al día siguiente, su cuerpo fue despedido con homenajes.

Alberto Capella, secretario de Seguridad de la entidad, señaló al cártel de Cancún o Los Bonfiles como presunto autor del crimen: “El aspecto material de la ejecución apunta al cártel local Los Bonfiles o Cártel de Cancún, que presuntamente fueron apoyados y protegidos en su momento en el sexenio anterior, del gobernador Borge”, mencionó.

“En la anterior administración, el oficial José Antonio Archi Yama realizaba las labores de chofer de Roberto Borge, ex gobernador de Quintana Roo. Nuestro compañero contaba con seis propiedades cuya titularidad real eran del exmandatario del estado. El video que a todas luces fue obligado a grabar previo a su muerte, contiene mensajes que se envían entre grupos delictivos endosándoles a sus contricantes la responsabilidad del homicidio”, continuó.

El funcionario aseguró que Archi Yama no fue secuestrado violentamente y que presuntamente conocía a sus captores.

Quién es el Cártel de Cancún que amenaza al paraíso mexicano

En 2017, el gobierno estatal reconoció la presencia de un cártel local en la joya mexicana conocido como Los Bonfiles o Cártel de Cancún, destacando que las organizaciones criminales están ligadas a grupos políticos de Quintana Roo.

A través de un informe, la administración detalló que debido a que los grupos criminales de alcance nacional tienen presencia limitada en el estado, se han creado células locales con ramificaciones en la política.

Oscar Alejandro Rivero, alias

El Cártel de Cancún inició bajo el mando de Oscar Alejandro Rivero Matos, alias “El Pipo”, quien fue detenido el pasado mes de mayo en Yucatán. Según medios locales, “El Pipo” se habría cambiado al CJNG.

La existencia de dicha célula criminal fue mencionada tras el ataque armado a la sede de la Fiscalía General del Estado en 2017. Luego, el tema fue vinculado de manera más directa a situaciones políticas, por las investigaciones contra la administración del exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge.

Trascendió que el Cártel de Cancún era apoyado y protegido durante el sexenio de Roberto Borge Angulo (2011-2016).

De acuerdo al titular de la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad, Alberto Capella, el recientemente asesinado comandate, José Antonio Archi Yama, fue asesinado por dicha organización delictiva. Además, detalló que antes de pertenecer al cuerpo policíaco de Quintana Roo, Archi Yama era chófer y prestanombres del exmandatario.

Según información, el occiso tenía seis propiedades a su nombre, que en realidad eran de Borge Angulo, actualmente acusado del delito de aprovechamiento ilícito del poder ilícito de poder. En mayo de este año, al ex gobernador le fueron dictados dos año de prisión preventiva.

Sobre la presencia de cárteles nacionales en la entidad, el gobierno ha informado que el Cártel de Sinaloa, Jalisco Nueva Generación, del Golfo y Los Zetas están asentados en la entidad.

Además de diversos informes, un video publicado en el número de WhatsApp de José Antonio Archi Yama son las pruebas en manos de las autoridades de Quintana Roo.

Antes de ser asesinado, Archi fue supuestamente obligado a declarar que estaba ahí por haber detenido a integrantes del Cártel de Jalisco Nueva Generación.

Éste video sería analizado por los funcionarios estatales, quienes concluyeron que se trató de un texto escrito por sus captores, asimismo informaron que los asesinos del policía pertenecerían al cártel local de Cancún.