Blanca Merari Tziu suma perfiles para combatir la corrupción en Puerto Morelos

El nuevo gobierno municipal de Puerto Morelos, encabezado por la alcaldesa Blanca Merari, inició con el pie derecho y la suma de perfiles dispuestos a luchar contra la corrupción y en favor de los quintanarroenses más desprotejidos, siguiendo el legado de su difunto esposo Nacho Sánchez Cordero.

Blanca Merari recibió, durante la pasada jornada electoral, una amplio apoyo ciudadano, debido a que los ciudadanos la perciben como una representante muy cercana al pueblo y una “gran luchadora de la libertad”, especialmente tras los atentados que sufrió durante su campaña electoral, y sobre todo el artero asesinato de su esposo Nacho Sánchez Cordero, quien aspiraba a la candidatura por la alcaldía de Puerto Morelos.

Por ello, la edil Blanca Merari tiene ante sí el reto de reactivar la economía local, atraer nueva inversión privada y pública, a través de proyectos inmobiliarios y hoteleros, a fin de mejorar las condiciones de vida de los puertomorelenses.

Asimismo, Merari teje acuerdos con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a nivel nacional y estatal, para combatir el secuestro económico en el que se encuentra el sector empresarial de este joven municipio de Quintana Roo, a través de estrategias de combate a la corrupción y transparencia.

Recientemente el actual regidor de Fuerza por México (FxM), Tirso Esquivel, denunció el entramado de corrupción, a través de sus redes sociales. Precisó que el poder político local saliente intimidó comerciantes, hoteleros y desarrolladores inmobiliarios con clausuras y cobradores “fiscales”, sin una justificación de por medio.

Blanca Merari cuenta con el respaldo ciudadano para transformar al municipio y hacerlo crecer, con mejoras para todos los habitantes. Incluso, cuenta con el apoyo de la clase empresarial, que ve en la alcaldesa de Puerto Morelos una oportunidad para el desarrollo económico y poblacional, a través de proyectos turísticos.

El mayor reto será atender las necesidades de la ciudadanía, así como desprender los intereses y compromisos de Jorge Emilio González, también conocido como el “Niño Verde”, quien a pesar de ser exdirigente del PVEM aún tiene sus tentáculos en la operación del partido y de sus representantes.