Baja la delincuencia en Quintana Roo, por Jorge Castro Noriega

Será difícil de digerir para muchos que esgrimen datos distintos y las refutaciones seguramente caerán en cascada. Pero es un hecho tangible, sustentado con información oficial de instancias del gobierno federal que vale la pena analizar con objetividad antes de recurrir a la descalificación automática: En Quintana Roo, la incidencia delictiva registra una tendencia a la baja.

Según un comparativo al corte del 31 de agosto, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) revela que la incidencia delictiva total en Quintana Roo bajó en este periodo un 8.2%, mientras a nivel nacional subió 0.55%.

En sus estadísticas, el SESNSP señala que Quintana Roo es de los estados en los que más ha disminuido el índice total de delitos a nivel nacional, así como la variación en el delito de mayor impacto, los homicidios dolosos o ejecuciones, que también indican que van a la baja en el reporte nacional.

Los más reciente sucesos violentos o delincuenciales en la entidad han generado una percepción de inseguridad o falta de resultados en su combate por parte de las autoridades, al grado de que algunas voces antigubernamentales han incitado a descalificar cualquier reporte positivo en la materia que éstas presenten.

Ayer mismo, la polémica senadora Marybel Villegas arremetió de nuevo contra el gobernador del estado, Carlos Joaquín y su jefe de la Policía, Jesús Alberto Capella, acusándolos en conferencia de prensa de favorecer la delincuencia y exigiendo, en base a números y estadísticas que ella llevaba, la renuncia de ambos funcionarios.

Hoy, el gobierno federal le asesta un duro revés a este nuevo intento por dañar la imagen de Quintana Roo a nivel nacional con información imprecisa, pues el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública presentó “otros datos” (ver tablas anexas) distintos a los de Villegas.

Además, para reforzar lo anterior, al ser presentado como nuevo mando de la Secretaría de la Defensa Nacional en Cancún la semana pasada, el general diplomado del Estado Mayor Presidencial, Horacio Flores Fonseca (fuente oficial federal, seria y confiable), coincidió en que las cifras de índices delictivos van a la baja en Quintana Roo.

“Estoy al tanto de la situación en la plaza. Yo aquí veo que hay una disminución en los índices de delincuencia; entonces, la tendencia va bien, va a la baja. Se trata de que gradualmente la vayamos mejorando”, afirmó en entrevista el militar de alto rango, tras su presentación en una ceremonia donde estuvieron presentes las presidentas municipales de Benito Juárez y Solidaridad, Mara Lezama y Laura Beristain, cuyos municipios encabezan la lista con mayores problemas de seguridad.

¿No lo quieren creer si lo dicen Carlos Joaquín o Capella? Muy válido y respetable. Cada quien es libre de creer lo que quiera… pero no necesariamente tendrán la razón.

Ahí están los datos de instancias federales encabezadas por un presidente como Andrés Manuel López Obrador, que no se caracteriza precisamente por esconder o manipular información sensible a la ciudadanía. Y que, además, ha dado muchas veces muestra de voluntad para apoyar con todo a Quintana Roo a resolver su problema de inseguridad.